Honduras: interview with representatives from Honduran civil society organizations attending the CAT session

For the review of Honduras during the 58th session of the Committee Against Torture (CAT), Rubenia Galeano (Judge from the Association of Judges for Democracy), Joaquìn Mejìa (Member of the Equipo de Reflexiò, Investigaciòn y Comunicaciòn), Juan Almendàrez (Executive Director of the Centre for Prevention, Treatment and Rehabilitation of victims of torture and their families – CPTRT), Kendra Jordany (LGBTI human rights defender) and Melissa Escoto (CPTRT lawyer) came to Geneva to present before the CAT an alternative report made by a coalition of groups known as the UPR Platform (Plataforma EPU), with technical support from OMCT and the International Platform Against Impunity.

OMCT invited them to share the main challenges they face in their fight against torture in the country. Their primary issues of concern included: over-militarization, violence against women, human rights defenders and LGBTI persons, and the quasi-total impunity for human rights violations that prevails in the country.

 

¿Cuáles son los desafíos a la prohibición de la tortura más preocupantes en Honduras?

Rubenia Galeano : En este momento, después de los efectos del golpe de estado del 2009, es precisamente la militarización. Esto implica que 14 agencias policiales que son de formación militar se encuentran brindando o atendiendo la seguridad pública del país sin ninguna formación en el tema de derechos humanos y tampoco sin rendición de cuentas. Esta situación conlleva que las personas cuando son detenidas tenemos cómputos de que de cada 10 detenidos 6 son objeto de violaciones en el tema de tortura.

En Honduras 6 de cada 10 personas detenidoas han sido torturadas o maltratadas.

Joaquìn Mejìa : Uno de los graves problemas que tiene Honduras es la impunidad y esto es lo que permite que tengamos la situación actual, es decir, que se sigan repitiendo los hechos de violaciones a los derechos humanos.

Más del 95% de las violaciones a los derechos humanos quedan impunes.

Rubenia Galeano: Las víctimas principales de todo este proceso de militarización en primer lugar son las mujeres. Las mujeres están registrando que desde 2010 hasta el momento más de 20,000 denuncias interpuestas no han obtenido respuesta.

El Ministerio del Interior archivó a más de 20,000 quejas de mujeres.

Dr. Juan Almendàrez: Y también queremos que se garantice la vida y los derechos de nuestros defensores y defensoras de derechos humanos.

 

De 2002 a 2015, 118 defensores de derechos humanos fueron asesinados en Honduras. 

Entre 2010 y 2015, 3064 fueron criminalizados indebidamente.

Kendra Jordany : Tenemos un país para empezar machista, homofóbico, transfóbico, lesbofóbico, entonces es muy difícil, desde el año 2009 en adelante hasta la actualidad tenemos más de 200 asesinatos a la comunidad LGBTI, la mayor parte son hombres gay, después les siguen las mujeres transexuales, con casi 70 asesinatos, y las mujeres lesbianas que vienen con 20 muertes. Y esto es lo que se registra, lo que las organizaciines podemos registrar.

Desde 2009, hubieron 224 muertes violentas de personas LGBTI:

129 hombres gays

18 mujeres lesbianas

77 personas transexuales

 

¿Por qué es importante que el Comité contra la Tortura evalué al Estado hondureño?

Joaquìn Mejìa: Por esto es que la delegación hondureña está aquí, en el segundo informe o el examen del informe de Honduras para poder poner en conocimiento del Comité contra la Tortura lo que está sucediendo y que de una u otra manera con los límites que tienen en sus mandatos puedan ejercer algún tipo de incidencia para que poco a poco la situación de impunidad cambíe en el país.

Melissa Escoto : Ya que Honduras es firmante de la Convención contra la Tortura, la ha adoptado, y le interesa quedar bien ante los ojos, la mirada internacional porque si no la cooperación internacional se retira.

No Comment

Leave a comment